Talavante, ante la tarde de su vida