Almodóvar vuelve a Cannes, que enseña lo último de Trier, Moretti y Malick