Ana María Matute afirma que "la literatura ha sido un refugio total y absoluto"