Ana Rosa Quintana: “Siempre pensaba en lo que pudieran sufrir los demás”