Annemarie Jacir dibuja en "La sal de este mar" un mundo de sueños rotos