Artur Ramon propone un itinerario "estético y personal" por el MNAC en su nuevo libro