Avalancha de fans en el rancho de Neverland