Desarrollan una cueva de realidad virtual que simula el cuerpo humano