70.000 personas despiden el año en la nueva fiesta de Barcelona