Beyoncé levanta la polémica posando ante una foto de La última cena