La cabellera de Beyonce, atrapada en un ventilador durante un concierto