La Bienal de Venecia, el arte que expresa la crisis