The Black Eyed Peas y David Guetta llenan Barcelona de ruido y electrónica