Bohento lleva El Ego a la frutería