Brad Pitt escupe el chicle a su entrevistador