Bradley Cooper, el más sexy del planeta