Britney y Rihanna, juntas