Buena reputación, discreción y solvencia económica, requisitos para ser masón