Caballero Bonald afirma que "el que no tiene dudas es lo más parecido a un imbécil"