Cannes hace un hueco a la solidaridad