La Casa nobiliaria de Baden vende el Castillo de Salem al Estado alemán por 58 millones de euros