Cayetano de Alba empatiza con los trabajadores del campo andaluz