El Centro Pompidou vuelve a celebrar al gran Kandinsky 25 años después