La Colección Frick de Nueva York expone un Murillo y un Zurbarán, entre otros