Comercios de Malasaña ceden sus persianas como galería de arte al aire libre