La madre de un ladrón quema siete cuadros de Picasso y Matisse