El cineasta David Valero refleja las consecuencias de las tragedias en la vida cotidiana