Lencería apoteósica en plena calle