Día de los museos: nos metemos en un cuadro