Donald Spoto muestra a una Grace Kelly "cálida, cercana y muy sensual"