Eastwood lleva al cine la historia de los tres hombres que frustraron un atentado terrorista en París