El diente de leche de 'El niño de Moià' revoluciona las Coves del Toll