Farruquito explora nuevos territorios y se aleja de la ortodoxia flamenca