El Festival de Glyndebourne celebra con óperas barrocas sus bodas de platino