El Festival de Sitges cumple 45 años