La Fiscalía ridiculiza la teoría de defensa Conrad Murray