Nunca se ha dejado ver así en público. Francisco Rivera Ordóñez y Lourdes Montes, entre besos y caricias