La Fundación Albéniz homenajea a su "ideólogo", el crítico Enrique Franco