García Márquez, el escritor que descubrió un mundo real y al mismo tiempo mágico