García de la Concha asegura que "tocar la Ortografía es como tocar el alma"