García Lorca salta al cómic con la primera novela gráfica dedicada al poeta