Una foto de Gaza gana el World Press Photo