George Michael sigue hospitalizado y bajo observación por las heridas en la cabeza