Giménez Bartlett señala que su personaje La Pastora no encontró otra salida que la violencia