Los Globos de Oro le toman mañana la temperatura a las películas del año