El regreso al pasado de los políticos