Hallan una zona del cerebro que no envejece