La Hallé, con Mark Elder, lleva a España dos sinfonías inspiradas en Londres