El ‘Hombre de Hierro’ español sorprende en Londres