Ignacio del Valle viaja al horror de la II Guerra Mundial en su nueva novela